Ice Wine en lugar de Bótox, increíble ¿no?

Ice Wine en lugar de Bótox, increíble ¿no?

Si pensabas que era suficiente con que el vino fuera bueno para enfermedades cardiovasculares y la salud en general, te quedarás con el ojo cuadrado cuando te enteres que se ha encontrado otro beneficio: también puede ayudar a suavizar las arrugas de manera natural y con resultados sorprendentes.

El Ice wine suizo, hecho a partir de uvas congeladas, es el responsable de este nuevo tratamiento natural como alternativa del bótox, sin tener que recurrir a inyecciones o alguna otra práctica médica super invasiva.  A partir de este vino se crea una crema tipo “face-lift” la cual no actúa como las cremas convencionales, intentando atrasar el reloj, sino que, en su lugar, crea un tipo de mascarilla temporal que  estira las arrugas y dan un toque muy natural a la piel. Las uvas son todas cosechadas en los viñedos suizos, y recogidas cuidadosamente a mano después de las primeras nevadas de la temporada invernal, que las congela totalmente. Después entran a un proceso de fermentación resultando en un vino rico en azúcares y polisacáridos que tienen un efecto de “lifting” instantáneo y humectación altamente duradera. Las cremas de este tipo han tomado mucha popularidad recientemente, más en estrellas de Hollywood como Cameron Díaz, Kylie Minogue, GwynethPaltrow, etc. pues su efecto puede llegar a durar varias horas y logran un resultado más natural y expresivo.

La compañía a cargo del desarrollo de esta tecnología es Mibelle Biochemistry, que es a su vez subsidiaria de la empresa de cosméticos más grande de Suiza, por lo que se puede decir saben lo que hacen y tienen toda la experiencia.

¡Definitivamente la tengo que probar!

Comments are closed.