La Semilla De Un Roble Y La Llegada De Louis XIII

La travesía comienza con la semilla de un raro y especial roble del bosque Limousin.

Hacen falta de 150 a 180 años de lento y constante crecimiento para que estos árboles alcancen la forma y el tamaño ideales para poder ser talados. Después de ser divididos en leños, los Maestros Carpinteros de LOUIS XIII seleccionan los tablones de madera perfectos. Éstos son apilados y se dejan secando al aire libre durante 3 años para que adquieran su verdadero potencial aromático.

Sólo así pueden transformarse en duelas y doblarse para crear la forma de una barrica. Más adelante viene el proceso de calefacción, momento en el que la identidad única de una tierçon LOUIS XIII es revelada.

Al estar listas, cada nueva tierçon se llena con los más finos y ricos eaux-de-vie de Grande Champagne, dejándolos madurar ahí. Con el tiempo, gradualmente van liberando la gama completa de sus aromas y notas con reminiscencias a madera.

Cuando la tierçon empieza a envejecer, alcanzando los 50 años, se llenará con nuestras más suntuosos y añejos eaux-de-vie de Grande Champagne, los cuales alcanzarán el perfecto añejamiento y serán parte de la mezcla LOUIS XIII en el futuro, cuando un sinfín de aromas se entrelacen para crear una magnífica combinación final.  

Comments are closed.