¿Postres y Cocteles con Jamón Ibérico?

Las evidencias saludables del jamón ibérico ayudan a su gran adaptación, ya que multitud de estudios científicos demuestran que la grasa del cerdo ibérico presenta contenidos elevados en ácido oleico, un ácido graso monoinsaturado con reconocidas propiedades cardiosaludables. También aporta vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B6) y D, es fuente de minerales como el hierro, zinc, calcio, fósforo o magnesio, aminoácidos esenciales y proteínas de alto valor biológico. Además, contiene polifenoles, con propiedades antioxidantes.

Este producto se puede llegar a utilizar en numerosas combinaciones y presentaciones y se las queremos compartir el día de hoy para que puedan elaborarlas en casa.

La piña es una de las frutas icónicas del trópico. Y, también, la protagonista en el postre. Una piña especiada, asada a 180º C. por 10 min. y espolvoreada con el sabor profundo del jamón ibérico y la frescura de un helado de coco convergen en texturas y notas mixtas. 
El jamón, en este plato, se encuentra presente de una manera amena y discreta, pero conservando su sabor individual.

El aperitivo estrella del verano combina los aromas, sabores frescos y dulces de las frutas para fusionarse con la intensa personalidad del jamón.

Un cóctel a base de vodka, melón verde, maple y un toque de menta, genera notas delicadas y suaves en boca que terminan de combinarse con una brocheta de jamón ibérico.


Comments are closed.