Vino Azul, ¿ Riesgos Para La Salud?

El vino azul se ha vuelto muy popular en ciertos países en los que su consumo representa algo muy intrigante e interesante.

Por mucho tiempo este negocio ha levantado algunas sospechas e incertidumbres relacionadas con el color de esta curiosa bebida.

Es por esto que la universidad de Toulouse decidió realizar algunos estudios para conocer de que manera obtenía su peculiar color y esto fue lo que encontraron.

Los creadores de dichas bebidas azules habían afirmado que sus “vinos” se realizaban de forma natural, utilizando espirulina, un producto obtenido de algas verdeazuladas, o bien antocianos de las propias uvas. Sin embargo, por medio de la espectroscopía UV-Vis y la espectroscopía de masas de alta resolución, los investigadores de Toulouse descubrieron en ambos un aditivo denominado “Azul Brillante FCF” o “E133”, un tipo de colorante alimentario sintético. Por otro lado no encontraron rastros de espirulina.

El aditivo E133 también llamado “Azul Brillante FCF” es un colorante sintético derivado del petróleo. Se emplea para dar color azul a refrescos, golosinas, helados, snacks o el queso azul, entre otros múltiples usos. 

 En dosis bajas hay informes contradictorios, aunque en grandes dosis se ha contrastado que puede provocar hiperactividad, náuseas, hipertensión, reacciones cutáneas, problemas respiratorios y alergias y puede actuar como un liberador de histamina.

Créditos Foto: Imagen: El Sol Colombia

Comments are closed.